Salo o los 120 dias de Sodoma : La puesta en escena del horror de Pier Paolo Pasolini.

2




Es complejo de explicar la sensación que experimenté al descubrir Saló o los 120 días de Sodoma de Pier Paolo Pasolini en el cine.Director controvertido como pocos, lo mejor que se puede decir de Pasolini es que sus películas no dejan indiferente a nadie.
En este caso, nos encontramos con su testamento cinematógrafico, sólo apto para personas de retorcido gusto o amantes del sadomasoquismo extremo. Inspirada en el "gratificante" texto del Marqués de Sade, "Salò o los 120 días de Sodoma", es una película insoportable para todos aquellos de refinada sensibilidad, o mejor aún, para todos aquellos que aun conserven algo de sensibilidad en el cuerpo.
Por aquel entonces, que no sólo no sabía quien era Pasolini, sino que apenas sabía nada de ningún director y era capaz de vivir en la más feliz ignorancia (demasiadas imágenes desde entonces han sangrado mi retina), entraba en el cine con el afán de redescubrir a los clásicos del cine sin mayor afán que aumentar mi álbum de cromos de películas, directores, movimientos cinematográficos, nacionalidades y demás asuntos que sólo interesarán a los cinéfagos en esqueleto y músculo, como el que esto escribe (con más esqueleto que músculo). Las imágenes de Pasolini me abrasaron, indefenso ante el catálogo de horrores mostrados en la pantalla, me sentí en completa inferioridad ante lo expuesto, no estaba preparado, a su manera, Pasolini, ejercía de libertino contra mi figura, una especie de sodomización a mi mente (más o menos burguesa) donde el límite entre el horror y la fascinación había, simplemente, dejado de existir.

Las 120 jornadas de Sodoma es ya desde la primera de sus páginas un libro inadaptable al cine: Su catálogo de vejaciones físicas y morales que contemplan «un hórrido festín de aberraciones sexuales: del incesto a la necrofilia, pasando por la coprofagía, la urolagnia, el bestialismo, la paidofilia o la gerontofilia, sin olvidar un notable surtido de torturas, como la castración, la infibulación, la extracción de ojos, la amputación y/o quema de pechos, nalgas, manos.» 3 expuestas en una pantalla se convertiría en pornografía escatológica bizarra sólo apta para degenerados amantes de las snuff movies. Pasolini lo entendió a la perfección y, seguramente, ni existió, ni existe, ni existirá realizador más adecuado para poner en escena el cuento de Sade.
Y es que milagrosamente Saló o los 120 días de Sodoma no resulta la obra maestra que es por acumulación, como podría pensarse (o como le ocurre por momentos al cuento de Sade), sino por capacidad de síntesis, por como mostrando la esencia de la perversión hace innecesaria la pornografía explícita.Ha pasado ya bastante tiempo de todo aquello. Hoy en día, revisitado el film varias veces, poco a poco, a base de inundar mis ojos con saturación de imágenes explícitas, no tanto por el cine y sí por la televisión, verdadero castillo sadiano de excesos diarreicos y harén de opio para yonkis con rulos y crema de pepino, éste sigue manteniendo intacta su dureza representativa, su arrollador discurso moral, su absoluta negación de la felicidad en vida y sí su retrato del ser humano como hombre entregado a las alegrías que crea la vejación más absoluta del resto del género humano. Incluso después de leer a Sade, la experimentación vuelve a ser recurrente. Sade escribió Las 120 jornadas de Sodoma en una celda de La Bastilla cuatro años antes de la Revolución Francesa en un solo folio de proporciones inabarcables para así poder sacarlo de la prisión para su publicación. La lectura de la novela es de una agresividad similar al efecto de la contemplación del film de Pasolini. existir. Salí del cine completamente aturdido, perdido, confundido, mareado. Después un amigo me explicó que él había sentido algo muy parecido al ver por primera vez el film de Pasolini, compartimos por un momento nuestro horror ante lo narrado, nuestra fascinación ante lo expuesto de manera explícita.
Pasolini mueve a los libertinos de tiempo y espacio. Pasan de ser nobles franceses absolutistas a los últimos nazis que quedan en Italia en 1944 (4), pero conservan sus nobles cargos —un duque, un presidente, un monseñor y una excelencia (5)—, por lo que el discurso sobre la depravación del poder está intacto.

Pasolini era Pasolini, por eso entre otras cosas, fue brutalmente asesinado, y si bien adapta el discurso sadiano sobre la necesidad de negar la virtud para alcanzar el placer, este coge un cariz mayormente político: la imagen icónica del film es claramente reveladora, el joven Enzio levantando el puño justo antes de ser acribillado por los libertinos fascistas. Hacer el mal, dice Sade en boca de sus protagonistas, no sólo es más sencillo que hacer el bien, sino que siempre se alcanzan mayores placeres con él. Sade negaba la vida.narraciones de las alcahuetas son nobles, ricos, curas o altos funcionarios del estado.Pasolini, que venía de realizar su "Trilogía de la vida" — El decamerón (Il Decameron, 1971), Los cuentos de Canterbury (I racconti di Canterbury, 1972) y Las mil y una noches (Il fiore delle mille e una notte, 1974)—, renegaría de ella poco después ante los continuos ataques que sufría su figura tanto de enemigos políticos como de sus supuestos acólitos. « .aunque quisiera continuar haciendo films como los de la Trilogía de la Vida, no podría porque ahora odio los cuerpos y los órganos sexuales (.) la degeneración de los cuerpos y de los sexos ha asumido un valor retroactivo (.) la vida es un montón de insignificancias e irónicas ruinas » (6).

Saló o los 120 días de Sodoma es un film límite. Pasolini, realizador proclive a desdeñar la técnica cinematográfica en aras de un mayor acercamiento a lo poético, emplea en su última película una mirada geométrica sobre el espacio del infierno. Su posicionamiento es frío, en planos secuencia durísimos, por lo general lejanos, haciendo que las figuras permanezcan inmóviles a excepción del foco de atención de la narración. Pasolini no tiene compasión, no deja respiro al espectador, no hay nada a lo que se pueda amarrar este ante tanto horror. Para culminar la enajenación del espectador, el realizador de Teorema (ídem, 1968), utiliza el fondo sonoro de la cinta para enturbiar aún más la imagen cuando una vejación se está llevando a cabo —cf.: La escena en que se obliga a una joven a comer las heces del Duque, que excitado por las lágrimas de ésta, ha defecado en el salón—, pero dicho efecto, lejos de ser un aporte fantástico, adquiere realismo cuando se entiende que es el ruido que provocan los aviones del ejército aliado.

 Pasolini potencia el realismo para hacer más descarnado el terror de lo expuesto. Pero es mentira que no exista ninguna fuga en el film. De una manera absolutamente brillante, Pasolini, inocula en tres momentos del film actos totalmente absurdos que llevarían al espectador a plantearse lo veraz de lo narrado, sino se encontrar este totalmente subyugado a la fuerza de las imágenes. Estos son dichos momentos: (a) La señora Castelli increpada por su excelencia ante lo poco concreto de sus descripciones, ejercita un baile hasta acercarse al lado de su apelador. (b) La pianista, figura totalmente marciana en el contexto del film, rompe a gritar tras una estrambótica representación junto a la señora Castelli. (c) El duque, el presidente y el monseñor bailan can-can en mitad de las ejecuciones del último tercio de película.
El cadáver de Pier Paolo Pasolini apareció brutalmente apaleado el dos de noviembre de 1975 en un barrio de la periferia de Roma, muy cerca de Ostia. El realizador había ya completado su película e incluso estaba preparando el doblaje para la versión francesa. El escándalo que se originó de todo ello ha hecho que la obra maestra que es Saló o los 120 días de Sodoma permanezca hasta hace bien poco como un film maldito, casi invisible. Es impresionante comprobar como veinticinco años después el film sigue resultando tan brutal como el primer día, a la vez que su discurso tras las aberraciones sigue siendo totalmente necesario.

¿Espectadores, Pornógrafos o Sádicos?
Estamos frente a la pantalla consumiendo Saló y la escena final nos plantea una nueva y aterradora pregunta. En ella asistimos a una especie de “Snuff Movie”. Los poderosos torturan ymatan a un grupo de jóvenes escogidos. Pasolini nos condena a contemplar los asesinatos enprimera fila desde la cómoda seguridad que da lo espectatorial.
Brillantemente Pasolini ha despojado a las escenas de sonido, pues lo vemos a distancia a través de unos prismáticos con que los señores observan la masacre. En la perfección de una puesta en abismo, Pasolini sitúa a los sádicos del film en la misma condición que nosotros: ambos somos espectadores. El reencuadre que el borde de los prismáticos ofrece, “oniriza” (sic) las aterradoras imágenes. Esta mirada subjetiva, que nos sitúa desde el punto de vista de los sádicos, nos implica, despojándonos de la condición de inocentes espectadores, transformándonos en cómplices y tal vez en verdugos. Apartar la mirada no es nuestra prerrogativa, pensamos, sino del propio director de este horror.
Pero el autor no ofrece concesión alguna, su film es despiadado y representa la muerte sin coartadas. No quiere que apartemos los ojos del horror hasta que éste nos devuelva la mirada. “No hay que esperar nada- dice Pasolini- La esperanza es una cosa horrible que han inventado los partidos para tener contentos a sus afiliados”.

Argumento
Saló (como la película es comúnmente abreviada) se desarrolla en la República de Saló,en 1944-45, en el norte de Italia, durante la ocupación nazifascista. Lapelícula está dividida en cuatro segmentos que aproximadamente hacen paralelo con el Infierno de Dante: Anteinfierno, Círculo de las manías, Círculo de la mierda y Círculo de la sangre.
Cuatro hombres poderosos, llamadosel Presidente, el Duque, el Obispo y el Magistrado, acuerdan casar a las hijas de cada cual en un ritual libertino. Con la ayuda de varios colaboradores, secuestran a dieciocho jóvenes (nueve hombres y nueve mujeres) y los conducen a un palacio cerca de Marzabotto. Con ellos están cuatro ex-prostitutas, también colaboradoras, cuya función será la de contar historias que exciten a los hombres poderosos, quienes entonces explotarán sexual y sádicamente a sus víctimas.

La película presenta tres días transcurridos en el palacio, tiempo durante el cual los cuatro hombres poderosos van concibiendo cada vez más aberrantes torturas y humillaciones para su propio placer.
En una de las escenas más infames de la película, una joven es forzada a comer las heces del Duque; más tarde, a las otras víctimas se les ofrece una comida gigante de heces humanas (como curiosidad, las heces fueron creadas con salsa de chocolate y mermelada de naranjas). Al final de los tres días, las víctimas que decidieron no colaborar con sus agresores, y las hijas de los
agresores son asesinadas de varias espantosas maneras: violadas antes de ser asesinadas, desolladas, ahorcadas, marcadas, con penes y pezones quemados y con lenguas y ojos extirpados.

Curiosidades
El papel de Claudio, uno de los colaboradores, iba a ser interpretado en un principio por Ninetto Davoli, y el de la señora Vaccari por Laura Betti. Finalmente, por los problemas judiciales que
pudiera haber, Pasolini prescindió de ellos. Laura Betti finalmente acabó doblando a Hélène
Surgére, quien interpretó a la señora Vaccari. Franco Citti finalmente tampoco apareció.
Muchos de los nombres de los personajes de la película, tienen el nombre del actor que lo interpreta. Las víctimas varones tienen todos el mismo nombre que el actor salvo 2, Rino: (Bruno Musso) y Carlo: (Gaspare Di Jenno). Las víctimas mujeres conservan la mayoría su mismo nombre salvo: Fátima (Faridah Malik), Doris (Dorit Henke) y Eva (Olga Andreis). Los militares y colaboradores también tienen el mismo nombre que el actor que lo interpreta. Las hijas de los 4 señores, los militares todos tienen el mismo nombre, y los colaboradores todos tienen el mismo nombre, salvo Bruno (Fabrizio Menichini) o (Maurizio Valaguzza).
Los actores que interpretan a las víctimas tenían entre 14 y 18 años.
Muchos de los actores no volvieron a aparecer en ninguna otra película.Música original: Ennio Morricone interpretada al piano por Arnaldo Graziosi. Música no original: Carl Orff, de Carmina Burana (título de la pieza: primo vere) para la escena de las torturas y varias piezas de Fryderyk Chopin (Preludios Op. 28 nº 20 y nº4 y Valses Op. 34 nº 2 en La menor) y entre otras la canción coral (escena del primer banquete) ¨Sul ponte di Perati Bandiera nera¨, versión de la canción ¨Sul ponte di Bassano¨ (una canción popular entre los soldados italianos de la primera guerra mundial) y versionada durante la republica social italiana como ¨Sul fronte di Nettuno¨. El puente de Perati está localizado en la población de Perat, en Albania.
Se rodó en Saló (interiores), Mantua (interiores y exteriores en las escenas de ¨reclutamiento¨de jóvenes) en Bolonia y alrededores. El pueblo a orillas del Reno sustituye a la fiticia localización en Marzabotto, lugar donde se supone transcurre la historia y donde sucedió una de las peores masacres infligidas por los alemanes en territorio italiano, la cual marcó a Pasolini.Otra curiosidad es que ambos grupos de jóvenes no eran tan homogéneos. Los chicos eran no profesionales mientras las chicas venían escogidas de entre fotomodelos (para asegurarse de que tuviesen cuerpos hermosos y que no tuviesen demasiado pudor en enseñarlos).Al final se puede ver a beta queriendo tomar parte en las torturas.
Mientras buscaba en el valle del Loira localizaciones para el Decamerón, Pasolini se interesó en llevar a la pantalla un libro sobre la vida de Gilles de Räis, el famoso barba azul y conocido sádico pederasta y asesino (además de ser uno de los paladines de Juana de Arco). El libro le fue recomendado por un profesor de la universidad de Tour y estaba escrito por Ernesto Ferrero. Al final lo dejó pasar y se volcó en su trilogía.
Versiones
Existen varias versiones de la película.Originalmente duraba 145 minutos, pero el mismo pasolini cortó 25 minutos para ayudar a mantener el ritmo. La versión más extensadisponible es el ampliamente vendido DVD producido por la BFI, el cual incluye una breve escena usualmente no incluida en otras copias — durante la primera ceremonia de bodas, uno de los maestros cita un poema de Gottfried Benn.
Los derechos para distribuir la película en Estados Unidos (y en la mayor parte del mundo) estan en poder de MGM.
Share this article :

+ comentarios + 11 comentarios

Sorprendente blog! al fin encontré a alguien que piensa como yo...felicidades...espero subas mas películas así...

10 ene. 2013 20:03:00

Gracias por tu apreciación,la verdad que llevo meses sin aportar nuevas entradas,pero por personas como tu tendré que hacer un esfuerzo,saludos!!

mijaºel
7 feb. 2013 23:18:00

genial este blog.... muy bueno felicidades.

11 ago. 2013 22:34:00

Muy buen blog, es dificil encontrar algo asi! Felicidades

13 sept. 2013 16:30:00

Esta muy bueno espero qe sigas poniendo este tipo de peliculas eroticas y retorsidas

13 sept. 2013 16:31:00

Por favor sigue poniendo nuevas películas de es te tipo

Anónimo
6 ago. 2014 11:17:00

pyramid solitaire pepper panic saga for android

My website - pyramid solitaire saga hack download free

Anónimo
8 sept. 2014 5:41:00

Termine de ver la pelicula como eso de las 2 am. Y cuando dormía soñé con ser uno de los protagonistas de esta espantosa historia de vdd q no mr dejo dormir muy bien q buena peli xD

Nadin
17 dic. 2014 23:40:00

A mi me pasó igual hace 2 dias que no puedo dormir. Está muy bien interpretada esta película en lo que es el libro. Todavia no dejo de pensar que de verdad pasaron y pasan cosas así en el mundo.

5 feb. 2017 12:54:00

Dos cosas interesantes son el realismo de la escena de las torturas en las que evidentemente se usaron prótesis para quemar penes y tetas ya que la última foto detallada muestra pliegues que demuestran que tenía una prótesis de goma muy bien maquillada que se ¨quemaría¨ y de la que no me enteré hasta más tarde. Es evidente que no iban a torturar a los actores pero pensé que usaban trucos de cámara y viendo detalladamente algunos fotogramas me ha dado la impresión de que los actores torturados no lo pasaron bien por miedo a un accidente.

Lo segundo que me llama la atención es lo dificil que es encontrar información sobre la banda sonoro porque sólo recientemente me he enterado de los nombres de algunas piezas de piano y algunas son popurrís que sólo sabría desentrañar algun musicólogo.

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. butacaperu.com - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger